La subfacturación perfora controles aduaneros fronterizos en Chile y Bolivia

La subfacturación perfora controles aduaneros fronterizos en Chile y Bolivia

Un camioneta Toyota Hilux, que cuesta entre $us 23.000 y 26.000, es subfacturada hasta $us  11.000. Los bolivianos son los que más compran en Iquique. En 2016 movieron $us 224 millones. La subfacturación de los vehículos que salen de Iquique hacia el país afecta los ingresos fiscales de ambos países.

Grupos organizados conformados por bolivianos y extranjeros que son autorizados desde Oriente Medio, China y Estados Unidos se han instalado en la Zona Franca de Iquique (Zofri), en Chile, y ofertan vehículos con facturas con un valor inferior al que llega a ese territorio.

Es decir, se aplica un sistema de subfacturación que perfora los controles aduaneros fronterizos en Chile y principalmente en Bolivia.

La subfacturación de los vehículos que salen de Iquique hacia el país afecta los ingresos fiscales de ambos países.

En el caso concreto de Bolivia, la presentación de facturas con un valor irreal afecta al Estado porque este recibe menores ingresos por la importación. En Chile reduce la base imponible a las empresas que operan en la zona franca.

El negocio

Un equipo periodístico investigó durante tres días el negocio en la avenida Circunvalación de la ciudad chilena de Iquique. La zona es el centro de negocios de todo tipo de vehículos.

Bolivianos, paraguayos, peruanos, paquistaníes y libaneses son los que dominan el negocio. Los rodados que están a disposición de los clientes son los que arriban al puerto en imponentes barcos procedentes de Dubái, Japón, Corea del Sur, Perú y Estados Unidos.

El mar de coches contrasta con la playa de Iquique. En las instalaciones de la Zofri hay miles de unidades que esperan por sus nuevos dueños.

Los importadores bolivianos son los compradores más codiciados. Las estadísticas reflejan que la venta de motorizados nuevos y usados hacia Bolivia va en aumento.

Las redes especializadas de negocios actúan sin temor. Acaudalados empresarios pakistaníes y libaneses con ayuda de grupos de bolivianos persuaden a los interesados. Mujeres de polleras también ayudan a consolidar el negocio.

¿Cuánto cuesta una Toyota Hilux 2017? se consultó a tres dueños de importadoras (N.C, M.F y J.C) a lo que respondieron entre $us 23.000 y 26.000 con factura de origen.

Algunos ya no tienen las camionetas, pero se comprometen a tenerlas en un mes.

Al ver el interés en adquirir cuatro unidades, las tratativas cambian. Ahí surge la oferta de subfacturación que involucra desde la internación de un vehículo, de un contenedor o de una caravana en la cual aparecen terceros mayoristas para aligerar precios. La subfacturación se la puede hacer entre $us 20.000 y $us 18.000, pero si el cliente quiere puede bajar hasta $us 11.000. Sin embargo, los vendedores advierten que puede despertar sospecha en autoridades.

En el negocio formal, estos vehículos son denominados ‘grises’. Estos grupos han logrado conseguir los motorizados con distribuidores autorizados en Oriente Medio y Estados Unidos, donde obtienen ‘excelentes’ precios y que luego mediante una negociación, consiguen que el vendedor les consigne una factura por un valor inferior por el motorizado, que llega a la Zona Franca de Iquique en Chile y luego al país.

De esa manera la factura de reexpedición a Bolivia se realiza con ese valor y es sobre esa base que en Bolivia la Aduana realiza la liquidación de impuestos a este importador de vehículos.

Un jurista ve ilegalidad

El abogado chileno Pedro Veliz Fan, del consorcio Veliz&Darwiche Ltda. que maneja varios casos de denuncias de subfacturación en esa ciudad, ve una distorsión de la actividad económica que afecta a ambas naciones e incluso no descarta que se trate de un ‘lavado’ de dinero.

Aclara que el tema de subfacturación no tiene nada que ver con la Zona Franca, pues esta zona es extraterritorial aduanera, es decir, esta mercadería es como si no hubiera ingresado a Chile, pero lo cual no implica que los usuarios estén exentos de pagar impuestos a excepción del IVA. Sugirió a la Aduana de Bolivia y a las autoridades del fisco coordinar con sus pares de Chile para frenar la evasión

Opinión 

subfacturacionErick Saavedra

GERENTE GENERAL DE TOYOSA

Esto es un cáncer y hay que cortarlo de raíz

El parque automotor de Bolivia ha estado creciendo de forma sostenible en el último tiempo, con vehículos nuevos y marcas nuevas. Esto demuestra que el mercado está dispuesto a aceptar cambios y evolucionar, pero no todo es perfecto. Tenemos un serio problema de importación de marcas de manera paralela, esto genera problemas tanto a los empresarios como al Gobierno. No hay condiciones iguales. Hay subfacturaciones, esto es un daño, es un cáncer y si no se corta de raíz seguirá creciendo. Pedimos normas claras, que trabajemos juntos con el Estado. A partir de ahora vamos a tratar de trabajar mejor con las empresas, con la Aduana y proponer un cambio en la política de marca, creemos que esto puede ayudar a exterminar este cáncer

Enrique Pagola

GERENTE GENERAL DE IMCRUZ

Se genera una competencia desleal

Cada vez que se producen distorsiones en este negocio, se genera competencia desleal y esta pone en riesgo a los negocios que cumplimos con las leyes y condiciones del mercado en el que operamos. Se pone en riesgo la inversión y el crecimiento, además de las fuentes de empleo. Falta una coordinación y un acercamiento sincero entre las empresas y el Gobierno. Cada tarea es titánica, es de largo plazo. Hay que generar un marco de trabajo donde a la industria se le dé las condiciones de control y reglas claras. Ha sido interesante el debate con la Aduana.

Si ustedes buscan recaudar lo correcto, entonces por qué no reciben apoyo del resto de las instituciones. El beneficio final es beneficio del país

Luis O. Encinas

GERENTE GENERAL DE LA CAB

El verdadero problema está en las normas

Gracias a un informe de EL DEBER se destapó un poco el tema. Admiro la actividad de la presidenta de la Aduana que encabeza la institución al mejor estilo de un ranger, pero la deficiencia que tiene la Aduana, las vastas fronteras que tenemos, la habilidad de los contrabandistas y la deficiencia de normas, todo eso confabula a la competencia desleal para los importadores legales. El Senapi no deja que registremos la marca, porque la considera un monopolio. Las normas tienen que tener tres características: ser oportuna, ser eficiente y ser eficaz. El daño económico al país es de unos 100 millones de dólares por año por la subfacturación de vehículos.

Insisto, el verdadero problema está en las normas

Arturo Bedoya Saenz

PDTE. DIRECTORIO DE SACI

La ley debe ser pareja para todos

Ayer veíamos las estadísticas en Bolivia, de que se han importado 46.000 autos nuevos, de los cuales más de 14.000 fueron de importación directa. ¿Qué implica esto de la importación directa? Que las utilidades no están entrando a Bolivia, posiblemente hay una subfacturación y con eso los únicos que pierden somos los bolivianos. Hay muchos importadores unipersonales que traen más de 100 vehículos y no tienen que cumplir con ningún prerrequisito de marca, o tener talleres, oficinas propias, etc, entonces no hay igualdad de condiciones. Lo único que pido es que la ley sea pareja para todos. El problema es más de Impuestos que de la Aduana. Me asusta más, el hecho de que cerrarán las zonas francas y quedará solo el almacén de la Aduana que tiene limitaciones de espacio

Roberto Fuentes

PDTE CÁM. NAL. DESP. DE ADUANAS

La sustentación del valor es del importador

Es importante abrir estas mesas de diálogo. Intercambiando ideas y propuestas podemos plantear mejores políticas de Estado. En el caso presente de vehículos automotores tenemos varios decretos que tratan de regular la importación. Comparto la preocupación de los amigos de las empresas automotrices que todos debemos manejarnos bajo reglas claras. ¿Dónde radica el problema? en el importador, que no sigue las reglas del juego o que no están bien marcadas en la normativa. En lo que corresponde a la CNDA, no-sotros hacemos las gestiones por cuenta de terceros que corresponden en este caso a la desaduanización de mercancías. La sustentación del valor solo corresponde al importador, es él quien sabe en cuánto compró su vehículo y hace una declaración del valor

Hans Hartmann Rivera

VOCAL DE LA CEPB

El mismo problema tienen otros sectores

Todos estamos encaminados a buscar una solución al problema. Si bien hemos enfocado este tema desde el punto de vista de la Cámara Automotor Boliviana, el mismo problema tienen otros importadores sean de maquinarias u otros sectores. Entonces, alentarlos a que sigan por este camino, vamos a hacer que nuestra parte ejecutiva de la Confederación de Empresarios de Bolivia haga algunos acercamientos con ustedes para lograr algunas mesas de trabajo y mirar hacia el futuro sobre cómo enfocar el tema ‘marcario’, de seguridad, ambiental, etc. Hay mucha gente involucrada, el Ministerio de Economía, de Producción, Medio Ambiente, etc. Hay que alentar todo lo que sea legal en el país

Foto: Gabriel Vásquez

Fuente: http://eju.tv/2017/03/la-subfacturacion-perfora-controles-aduaneros-fronterizos-en-chile-y-bolivia/

Maersk Line opta por Valparaíso para nuevo servicio semanal AC1

Para diversificar su oferta y entregar una nueva alternativa para sus clientes, Maersk Line acaba de iniciar sus operaciones en Terminal Pacífico Sur de Valparaíso (TPS), a través de su servicio AC1 que conecta a Chile con Oceanía y Asia semanalmente.

Maersk Line espera movilizar aproximadamente 90.000 TEU al año con el servicio AC1, el que partió el sábado pasado con el arribo de la nave Maersk Lome.

Su gerente de Operaciones, Ricardo Norambuena, expresó que su presencia en los puertos chilenos “demuestra el compromiso que siempre hemos tenido con su desarrollo. Maersk Line es una de las navieras más grandes de nuestras costas y cuenta con varios proyectos de innovación, digitalización y trazabilidad logística, orientados al desarrollo de nuevas soluciones con sus proveedores en pos del beneficio de sus clientes y la comunidad”.

Las operaciones de Maersk Line en TPS se suman a las que presentes en los puertos de Arica, Iquique, San Vicente, Puerto Chacabuco y Punta Arenas. En la zona central de Chile, el puerto escogido históricamente por la naviera danesa fue San Antonio, pero de acuerdo a lo informado por el armador han optado por una estrategia de diversificación.

“El puerto de Valparaíso presenta una oferta logística que responde a las diferentes necesidades de nuestros clientes y brinda un servicio más rápido y eficiente”, comentó Norambuena.

Fuente: http://www.mundomaritimo.cl/noticias/maersk-line-opta-por-valparaiso-para-nuevo-servicio-semanal-ac1